Lactancia materna y trabajo

Lactancia materna y trabajo

20 Oct, 2021

Ecosweet Baby

En los últimos años, la tasa de lactancia materna exclusiva (LME) hasta los seis meses de vida del bebé ha aumentado de manera considerable a nivel mundial. Y es que no es para menos, los estudios han demostrado los grandes beneficios que puede tener el recién nacido en cuanto a su desarrollo, estimulación cerebral y prevención de posibles enfermedades. Las madres que deciden alimentar a sus bebés con estas técnicas deben recibir apoyo familiar y laboral, por tanto en las próximas líneas hablaremos sobre la lactancia materna y el trabajo.

¿Qué se conoce como la lactancia materna?

¿Qué se conoce como la lactancia materna?

De acuerdo al análisis de los expertos, la lactancia materna exclusiva se distingue como el tipo de alimentación que puede recibir un bebé recién nacido. Esta consiste en recibir solo leche del pecho de la madre, sin necesidad de añadir ningún otro alimento que sea líquido o sólido. La única excepción, es que se le proporcione al pequeño soluciones hidratantes, medicamentos, vitaminas y minerales.

La lactancia materna y los espacios laborales

La lactancia materna y los espacios laborales

El retorno a las actividades laborales remuneradas, es una de las barreras que deben enfrentar las madres con los pequeños que reciben LME. Ya que esta, en ocasiones suele ser la principal causa por la que las madres dejan de alimentar de esta manera a sus bebés para poderlos dejar al cuidado de una tercera persona.

No obstante, en la actualidad las nuevas leyes permiten que las madres y sus empleadores puedan realizar un cronograma personalizado, para que esta pueda cumplir con su obligación laboral y al mismo tiempo proporcionar la atención alimentaria a su pequeño bebé.

Todo esto, se debe basar en si la madre vive lejos o cerca del trabajo, en las jornadas que debe cumplir y si cuenta con los espacios adecuados en el trabajo para llevar a cabo la lactancia materna.

Ten en cuenta, que sean cuales sean las condiciones, lo ideal es siempre encontrar un mecanismo que beneficie tanto a la madre como al empleador. Lo indispensable, es que antes de cualquier decisión llegues a los mejores acuerdos con el dueño de la empresa y de este modo, puedas seguir con tu vida laboral y de madre lactante.

Tipos de lactancia materna a seleccionar

Una vez el bebé ha cumplido ciertos meses se hace necesario que regreses a los espacios laborales, ya que ha finalizado tu licencia de maternidad. Pero esto, no impide que puedas continuar con la lactancia materna, en estos casos en posible que selecciones entre lactancia directa o diferida, describiremos cada caso:

Lactancia materna directa

Para muchas madres es indispensable mantener la lactancia materna de forma directa, a fin de no perder conexión con el bebé. Es por ello, que si la madre vive cerca del espacio laboral, puede coordinar los tiempos de lactancia y retornar a culminar las horas laborales. Además de ello, algunos empleadores han tomado como iniciativa crear espacios especiales donde las madres puedan recibir a sus hijos por parte de los cuidadores para alimentarlos y regresar a trabajar.

Debes saber, que los bebés con más de 4 meses de vida tienen la capacidad de succionar el pecho con mucha más rapidez. Por ello una hora o dos media hora que coordine la madre, es suficiente mientras esta retorna nuevamente a casa.

Lactancia materna diferida

Lactancia materna y trabajo

En caso que a la madre le resulte difícil llevar a cabo la lactancia directa, puede acudir a los métodos diferidos, es decir en el tiempo que la madre estará ausente podrá extraer la leche de su pecho y dejarla almacenada de forma adecuada para que el niño este bien alimentado por su cuidador mientras ella regresa de su jornada laboral.

Todo esto, también le ayudará a la madre a que evite cualquier eventualidad de obstrucción o mastitis en el pecho. Una recomendación ideal, es que la madre amamante a su hijo antes de acudir al trabajo, deje la leche necesaria y posteriormente vuelva a alimentar al bebé al finalizar su jornada laboral.

Como has podido ver, aunque te parezca un tema complicado llevar a cabo la lactancia materna y el trabajo, la verdad es que teniendo una buena organización y un adecuado acuerdo con el empleador, podrás continuar de manera exitosa la alimentación de tu pequeño.

Artículos Relacionados

¿Qué es la ecografía 8K?

¿Qué es la ecografía 8K?

Para nadie es un secreto que la tecnología avanza a pasos agigantados y el área de ciertas especializaciones médicas no escapa de ello. Tal es el caso de los sistemas de control prenatal que, además de permitir que los padres puedan visualizar al nuevo bebé, también...

Qué es el globo revelador y por qué está de moda

Qué es el globo revelador y por qué está de moda

La etapa del embarazo es un proceso no solo satisfactorio y hermoso para los fututos padres, sino también para todos los miembros de la familia. Es por ello que, en los últimos tiempos se ha puesto de moda una tendencia para dar a conocer tanto a mamá, como a papá y a...

Problemas detectables en las ecografías

Problemas detectables en las ecografías

Las evaluaciones con ultrasonido son más que unas simples imágenes para que los padres puedan apreciar al nuevo ser. Dichos estudios, permite que los profesionales de la salud puedan vigilar no solo la evolución del embarazo y el desarrollo del bebé, sino que además...